Esta es la manera como se aprueban los cosméticos, antes de que estos lleguen a los estantes.

Aunque te parezca extraño, para las pruebas que se realizan a productos cosméticos de belleza antes de ser vendidos en los mercados, se emplean animales o alguna de sus partes.

Estas prácticas son realizadas a menudo de forma clandestina, llamando la atención de los defensores de los derechos de los animales, pues argumentan que existen muchas otras formas para estas pruebas.

Piensas en la incomodidad que se siente cuando a tus ojos cae un poco de jabón o champú, la rapidez con que acudes a lavarlo.

Pues estos indefensos animalitos no tienen la misma suerte que tú, ya que en muchas ocasiones ni siquiera pueden moverse. Los animales más usados para estas pruebas son: conejos, ratas, perros, gatos y monos.

Loading...
loading...
Close